Libretas corporativas personalizadas

Las libretas corporativas personalizadas son un regalo de empresa económico y fácil de realizar..

Cómo personalizar libretas corporativas

Hay muchas formas de crear libretas corporativas personalizadas y que se conviertan en un regalo de empresa institucional o corporativo. El límite está en la imaginación de cada persona y cada empresa. En este artículo te daremos ideas para que puedas hacer tu propia libreta corporativa para tu empresa.

Lo primero que nos viene a la mente realizar libretas corporativas personalizadas es incluir su logo en la portada y contraportada, seguimos el manual de estilo de vuestra empresa y ya está, tendremos un cuaderno corporativo funcional, sin más. Podemos incluso personalizar las páginas interiores de la libreta corporativa con el logotipo de la empresa.

Otra forma de hacer libretas corporativas personalizadas es mediante una imagen creada específicamente para la ocasión y para la empresa. Esta imagen puede inspirarse en los productos y servicios que ofrece la empresa o bien la ciudad sede de esta empresa. O incluso inspirarse en el logotipo y hacer una versión artística de este. En estos casos, siempre personalizamos el cuaderno con el logotipo en la cubierta trasera de la libreta para que sea bien corporativa.

Ilustrar la libreta con una ilustración adhoc es sin duda una de las formas más llamativas y originales de convertir una libreta en un regalo original.

En algunas ocasiones hemos usado los valores corporativos de la empresa para personalizar la libreta o cuaderno. En estos casos jugamos con la tipología y colores corporativos para ilustrar la portada de la libreta. El resultado es una libreta que transmite, es elegante y corporativa a la vez.

Una frase o cita motivacional es otro de los recursos que usamos para realizar libretas corporativas personalizadas. Este es un recurso que se usa frecuentemente cuando la empresa está inmersa en cambios o quiere impulsar proyectos o programas difíciles, y que requieren tiempo y esfuerzo. Al final se consigue un buen regalo de empresa para empleados.

Cuando personalizamos una libreta para convertirla en un cuaderno corporativo, no sólo pensamos en las cubiertas, también pensamos en las páginas interiores. Recordemos que tenemos mucho espacio para poner todos los mensajes que queramos, desde una vista de agenda anual, hasta destacar productos o servicios, también facilitar los teléfonos de contacto o cualquier mensaje que la empresa quiera comunicar a los destinatarios de la libreta corporativa.

A efectos prácticos, no hace falta que la libreta sea un gran bloc de notas, puede ser una libreta dinA5 de tapas blandas y grapas de colores, aspiral o contracolado.

Ocasiones en las que una libreta corporativa es un regalo de empresa

Tener una libreta corporativa es útil para poder regalar en muchas ocasiones.

Una de las ocasiones más frecuentes en las que regalar una libreta como regalo de empresa es en ferias y congresos. El cuaderno corporativo es un clásico en estas ocasiones, y siempre será adecuado para que los congresistas tomen sus notas en las distintas conferencias que se organizan alrededor de los congresos y ferias, para llevárselo a casa o en el despacho para tomar notas de trabajo.

También es el clásico regalo institucional que tanto puede ser un regalo de empresa para visitas, en estos casos siempre dentro de una caja de prestigio, como un regalo de empresa para empleados.

En las jornadas o reuniones de trabajo es habitual facilitar a los asistentes un cuaderno, y un lápiz o bolígrafo corporativo. En estos casos, puedes sorprender con una libreta de empresa original o continuar con un bloc de notas simple y sencillo.

Packaging ideal para libretas corporativas personalizadas

Como en todos los regalos de empresa, un buen packaging acabará de convertir el regalo en algo especial.

Como en todos los regalos de empresa, un buen packaging acabará de convertir el regalo en algo especial.

Naturalmente una libreta corporativa se puede entregar tal cual, y en muchas ocasiones es lo correcto y adecuado, pero cuando entregamos un sencillo objeto de escritorio, aunque sea muy sencillo, dentro de un estuche, estamos convirtiendo ese objeto en un regalo de empresa original.

Y como todos los regalos de empresa, el packaging puede ser una caja de prestigio personalizada con el logotipo o una bolsa de plástico transparente y una etiqueta adecuadamente también personalizada o un sobre de papel. Lo importante es que el destinatario “abra” un regalo, lo importante es el factor sorpresa de qué hay dentro del estuche.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *